martes, 28 de diciembre de 2010

...es tu voz *

Anoche di mil vueltas intentando dormirme, la cama me queda grande sin ti. Solo pensamientos negativos venían a mi cabeza, no sé por qué, me acordé de esas ranas del pasado y de lo mal que me lo hicieron pasar y no podía soportar la idea de que tú... en fin... lágrimas y más lágrimas mientras intento dormirme. Imposible con esos pensamientos. Decido levantarme, lavarme la cara, respirar hondo y pensar cosas bonitas. Me duermo mirando la foto de mi móvil, esperando quizá que nuestra telepatía funcione a distancia y me hagas una llamada. No es así, obviamente. Aún así despierto cada hora, miro el móvil: nada. Y así hasta que -pensé que nunca diría esto- por fin suena el despertador.


Un nuevo día, hoy sí que lo tengo repletito (comida con las compañeras de la facultad, cita con el fotógrafo de la orla, compras, etc.) y no tengo demasiado tiempo para pensar. ¡Ilusa!. Te pienso cada minuto y te echo de menos. Sólo faltan unos días, me repito a mí misma, y eso me reconforta. Pero, de camino a casa, me noto nerviosa... mi respiración va demasiado acelerada... suena estúpido, pero me cuesta respirar... Así que te llamo y me recibes con un hola cariño, ¿qué tal el día? Empezamos a hablar y poco a poco me voy tranquilizando. Tu voz me calma. Vuelvo a sonreir, yo también te quiero :)



lunes, 27 de diciembre de 2010

Vuelve a casa vuelve por navidad...

He vuelto a mi ciudad por navidad y resulta extraño pero siento que este no es mi hogar... Estoy a gusto con mi familia y amigos, pero no conmigo misma. Disfruto porque sé que no estaré aquí más de dos semanas, pero me agobia pensar qué haré con mi vida a partir de septiembre. Tengo claro que en la isla no me voy a quedar, no es mi lugar; pero también tengo claro que me gustaría seguir viviendo mi vida y que me gustaría que fuera contigo: aquí, allí o donde sea.

Creo que ahí está el kit de la cuestión, me asusta pensar en los 3oo y pico kilómetros que me separan de ti; me encanta volar contigo, pero me asusta la altura; me asusta pensar que pueda agobiarte que me asusta pensar en todo esto y tengo miedo de perderte... aunque sé que debo disfrutar el momento (de hecho cada minuto lo hago), pero no puedo evitar pensarlo.

Echo de menos los sms de buenos días durante los primeros meses, las llamadas interminables por las noches, los mensajes privados a mitad mañana para recordarme lo mucho que me quieres, tu cara de recién levantado o tus besos de buenas noches. Sé que lo sigues sintiendo, pero lo echo de menos.



¿Inconformismo? Puede ser.

¿Exigencia? Jamás.

¿Amor? Y mucho miedo.




Espero que estéis pasando unas felices fiestas con todos los vuestros.
Yo, aunque tenga mi regalo lejos y a veces me raye demasiado, las estoy disfrutando :)


jueves, 25 de noviembre de 2010

...cusquerelles *

Cosquillas: 1. f. pl. Sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo cuando son ligeramente tocadas, y consiste en cierta conmoción desagradable que suele provocar involuntariamente la risa.



Entro en casa, te saludo y te pregunto qué tal ha ido el día. De repente, sin saber cómo, estamos tumbados en la cama te ríes en mi cuello mientras tus dedos me rozan el cuerpo de esa manera tan especial que sabes que me vuelve loca. Pero loca de verdad porque las cosquillas me pueden y no paro de reirme. Te pido a gritos que pares, intento escaparme, te muerdo, te pellizco. Lloro, lloro de diversión. Y entonces, justo en el momento adecuado me sueltas y respiro hondo.



...Me siento tan bien que quiero más :)

viernes, 12 de noviembre de 2010

...sigues aquí *


Me despierto en mitad de la noche aturdida, abro los ojos y rápidamente te busco para asegurarme de que no fue un sueño. Me doy la vuelta y te encuentro, te miro, te observo mientras duermes.



...Sonrío, sigues a mi lado
Gracias *

domingo, 7 de noviembre de 2010

...ayns, hogar dulce hogar *



Es la primera vez que escribo desde mi nueva casa, desde mi nueva ciudad, desde mi nueva vida. Hace tan solo un mes que me mudé y ahora, por fin, esto parece un hogar. Hay apenas cinco muebles en toda la casa -por no haber, no hay ni televisión-, pero nos las apañamos (mejor dicho me las apaño) para que todas nuestras cosas quepan en este nidito de amor. De pequeña era muy buena al tetris, y eso se nota cuando tengo que guardar la compra... Y como somos casi pobres y apenas llegamos a fin de mes hemos tenido que buscar alternativas bastante ecológicas: las cajas en las que Carrefour nos trae la compra a casa las usamos de papelera o para guardar la ropa que no cabe en el armario; una garrafa de agua vacía para guardar los spaguettis; el culo de una botella de bote; unos yogures de cristal vacíos como cuencos para unas velas; en fin, lo que viene siendo la vida de estudiante.


Respecto a la compañía... ¡no podría ser mejor! La gente alucina cuando les contamos que apenas llevamos juntos tres meses y ya estamos viviendo juntos, fuera de nuestras respectivas ciudades. C'est l'amour! Las malas lenguas cuentan que la convivencia rompe muchas relaciones porque es cuando realmente conoces a una persona; yo qué queréis que os diga, cada día le quiero más...


...quien no arriesga no gana *

domingo, 12 de septiembre de 2010

...destino tres*

A punto de comenzar una nueva etapa:


Me marcho de aquí dejando a un lado del charco los pilares básicos de mi existencia: mis amigos y a mi familia. Ellos, que me han aconsejado cuando lo he pedido, que me han dejado ser como soy, que me han formado como persona, que han estado ahí siempre... Ellos, que me han apoyado en todas mis decisiones.


Me marcho de aquí, pero no voy sola, me acompaña alguien muy especial e importante para mí, alguien que me ha hecho sonreir infinitas veces, que me ha enseñado el significado del amor, que me ha hecho llorar de felicidad como nunca antes lo había hecho, que me ha hecho tocar el cielo con sus besos, que me ha hecho volar con sus caricias... Alguien que me hace feliz continuamente.


Me marcho de aquí llena de ilusión, pero aterrada por todas esas cosas nuevas que me esperan. Es un cambio brusco, un giro de 360º, pero tengo tantas ganas de ver cómo funciona todo que no puedo esperar más. Estoy deseando dentro de un mes actualizar contando las novedades, leyendo esto y sonriendo porque todos los miedos que hoy siento se hayan -espero- convertido en sueños.

Me marcho de aquí y ni siquiera sé dónde voy a vivir; ni siquiera sé qué haré el año próximo; ni siquiera sé qué me depara el futuro. Lo que sí sé es que esta experiencia va a ser inolvidable y que voy a disfrutar de cada momento.















...Me marcho de aquí, pero dejo la puerta entornada *

miércoles, 8 de septiembre de 2010

...descubrimiento*

[...]


- Joder tío, ¿tú confiando en alguien? Tú no eres el de antes, esa chica te ha cambiado
- No, no me ha cambiado; me ha descubierto...

[...]

sábado, 28 de agosto de 2010

...rabia *

Impotente de no poder estar ahí, a tu lado, cuando te desvaloraron...
Impotente de que el egoísmo no les deje ver quien realmente eres...
Impotente por no poder abrazarte...
Impotente por no poder ayudarte...


















...Te susurraré al oído una y otra vez lo mucho que te quiero,
...¿será suficiente?*

miércoles, 25 de agosto de 2010

... con otros ojos *

Anoche releí de nuevo tu carta, esta vez sabiendo todo lo que sé ahora y no sabía aquel día, y sonreí. Sentí aquel beso robado que me diste mientras dormía...


...Te extraño *

lunes, 23 de agosto de 2010

...¿un sueño? *

Lenguas entrelazadas, abrazos y miradas furtivas.

Un te quiero, una sonrisa y unas cuantas lágrimas.

Miles de momentos, cientos de pensamientos y un único sentimiento.

Unos pocos centímetros que se han transformado en 391 kilómetros.




...Una despedida que pronto se convertirá en reencuentro *

domingo, 15 de agosto de 2010

...miracle drug *

¡Hay que ver las sorpresas que da la vida! ¿Quién nos iba a decir hace tan solo un año que tú y yo estaríamos hoy aquí, juntos, amándonos. Y es que, señoras y señores, el amor ha llamado a mi puerta (¡y eso que yo no creía en esa palabra!)


Amor, bonita palabra.

Amor, extraña sensación.

Amor, amor, amor.



Me pregunto dónde has estado todo este largo tiempo, dónde has podido esconderte y por qué... Pero doy gracias por haberte, por fin, encontrado. ¿Te das cuenta de que todo ha sido un cúmulo de coincidencias? Me siento impotente a veces y me gustaría poder cerrar los ojos y curarte las heridas de guerra... Siento de verdad que hayas sufrido tanto pero, ¿sabes? todos los malos tragos que has vivido en el pasado han permitido que nos conociéramos: todos y cada uno de ellos hacen que hoy seas quien eres.



Escribo esto mientras recuerdo cada recoveco de tu cuerpo, cada rincón, cada lunar, cada momento vividos juntos, cada emoción, cada beso, cada arrumaco, cada revolcón. Y solo se me ocurre repetirte, una vez más, que TE QUIERO, TE AMO, TE NECESITO.


...Y aquí vuelves, recién duchadito y cargadito de besos para mí,
just a miracle drug *

viernes, 18 de junio de 2010

...destino dos*

Cuando algo que te hacía mucha ilusión tarda en llegar vas perdiendo la esperanza por el camino, e incluso llegas a autoconvencerte de que nunca llegará. Cuando ya planeas tu futuro, independientemente de ese algo, entonces... ¡SUCEDE!

Antesdeayer estaba convencida de que no me iban a dar la beca Séneca que pedí hace dos meses. De hecho, el próximo martes iba a cancelar la petición porque no podía retrasarlo más... el mes que viene me voy a trabajar y no iba a poder encargarme de todo así que ya había perdido la esperanza. No pasa nada, pensaba, me quedo y termino aquí la carrera, tengo trabajo, tengo dinero, tengo amigos, tengo familia, tengo casa... Perfecto autoconvencimiento.

Pero cuál fue mi sorpresa ayer cuando abro el correo y ahí estaba, la resolución de la beca. Busqué mi nombre sin muchas ganas ¡y ahí figuraba! Deberíais haber visto el panorama: mi madre botando de alegría y de emoción y yo sentada frente al ordenador en estado de shock. No podía pensar en otra cosa que en toda la gente que dejaba aquí "tirados" (mi alumno, las nenas que recojo del cole...), no estaba muy segura de querer irme AHORA. Por suerte, mi madre me convenció; tiene razón, es una oportunidad irrepetible y me arrepentiré si no voy. Quienes se quedan sabrán apañárselas sin mí pero... ¿y yo sin ellos?

Estoy acobardada pero ya he tomado la decisión: Mallorca me espera. Si en su día estaba tan ilusionada por algo sería, ¿no? Así que a mirar pisos como una loca y a ir zanjando temas.





...Si ya lo decía yo,
lo imposible solo tarda un poco más en llegar *

sábado, 12 de junio de 2010

A vista de pájaro

Ella, acompañada de dos personas más, se acercó a ese bulto que había al borde del precipico. Era un pájaro enorme que les invitó a subir y, así, viajaron por todo el mundo. Sobrevolaron acantilados, océanos, bosques, selvas, playas...






...Fue fascinante *

miércoles, 9 de junio de 2010

...tiempo de *

El Té ya se ha enfriado. Ya no es tiempo de Té, ni de infusiones...
Apetece más un zumo fresquito, ¡que ya hace calor! (aunque la lluvia se resista a irse)

martes, 8 de junio de 2010

...te pillé!


Sé que encontraste mi blog de rebote y que ahora me espías a través de la cerradura.
No importa... ;)






...Bienvenida, hermana, a mi mundo *

martes, 1 de junio de 2010

Els amants (Vicent Andrés Estellés)

Se conocieron en la juventud y rápidamente surgió una bella y salvaje historia de amor. Hoy son ya unos ancianos que prácticamente ni se reconocen en las fotografías en blanco y negro que decoran su salón; atrás quedaron esas tórridas noches, esos ardientes besos robados, esas caricias pícaras. Atrás quedaron, más no lo olvidaron...


No hi havia a València dos amants com nosaltres.
Feroçment ens amàvem del matí a la nit.

Tot ho recorde mentre vas estenent la roba.
Han passat anys, molt anys; han passat moltes coses.



De sobte encara em pren aquell vent o l'amor
i rodolem per terra entre abraços i besos.
No comprenem l'amor com un costum amable,
com un costum pacífic de compliment i teles
(i que ens perdone el cast senyor López-Picó).



Es desperta, de sobte, com un vell huracà,
i ens tomba en terra els dos, ens ajunta, ens empeny.
Jo desitjava, a voltes, un amor educat
i en marxa el tocadiscos, negligentment besant-te,
ara un muscle i després el peço d'una orella.




El nostre amor és un amor brusc i salvatge
i tenim l'enyorança amarga de la terra,
d'anar a rebolcons entre besos i arraps.



Què voleu que hi faça! Elemental, ja ho sé.
Ignorem el Petrarca i ignorem moltes coses.
Les Estances de Riba i les Rimas de Bécquer.



Després, tombats en terra de qualsevol manera,
comprenem que som bàrbars,i que això no deu ser,
que no estem en l'edat, i tot això i allò.

No hi havia a València dos amants com nosaltres,
car d'amants com nosaltres en són parits ben pocs.









No había en Valencia dos amantes como nosotros.
Ferozmente nos amábamos de la mañana a la noche.
Lo recuerdo todo mientras tiendes la ropa.
Han pasado años, muchos años; han pasado muchas cosas.

De pronto aún me atrapa aquel viento o el amor
y rodamos por el suelo entre abrazos y besos.
No comprendemos el amor como una costumbre amable,
como una costumbre pacífica de cumplidos y telas
(y que nos perdone el casto señor López-Picó).


Se despierta, de pronto, como un viejo huracán,
y nos tumba a los dos en el suelo, nos junta, nos empuja.
Yo deseaba, a veces, un amor educado
y el tocadiscos en marcha, negligentemente besándote,
ahora un hombro y después el lóbulo de una oreja.


Nuestro amor es un amor brusco y salvaje,
y tenemos la añoranza amarga de la tierra,
de andar a revolcones entre besos y arañazos.

¡Qué queréis que haga! Elemental, ya lo sé.
Ignoramos a Petrarca e ignoramos muchas cosas.
Las Estancias de Riba y las Rimas de Bécquer.


Después, tumbados en el suelo de cualquier manera,
comprendemos que somos unos bárbaros, y que esto no puede ser,
que no estamos en la edad, y todo esto y aquello.


No había en Valencia dos amantes como nosotros,
porque amantes como nosotros se han parido muy pocos.





A Vicent Andrés Estellés se le amontonaban los sentimientos y estos se agolpaban en sus dedos, resbalando delicadamente en cada uno de estos versos. Poema originalmente en valenciano, que os regalo en ambos idiomas.
























...Tomaos vuestro tiempo y saboread cada palabra,
paso libre a la imaginación, abrid las alas *

domingo, 30 de mayo de 2010

...destino uno *

Disfrutar de un concierto en directo, a 391 kilómetros de tu casa, rodeada de personas desconocidas y reunidas allí con un objetivo común: botar, cantar, gritar y rimar hasta no poder más. No tiene precio.


Que pidan un fuerte aplauso para ti y tu amiga como cierre del concierto, para agradecer el gesto que has tenido de pegarte un viaje tan largo para solo estar 12 horas en la ciudad, únicamente por verles a ellos. No tiene precio.


Pero que luego, te regalen minutos de su preciado tiempo, charlen tranquilamente contigo, te lo agradezcan nuevamente en privado, se presten a tomarse la última contigo en una plaza cercana, se echen unas risas contigo. Descubrir que no a todos se les sube la fama a la cabeza y que son unas personas geniales. Eso, eso es increíble y tampoco tiene precio :)




...que los planes de última hora siguen siendo los mejores *

jueves, 27 de mayo de 2010

...absurda felicidad *


Viaje a la vida con trayecto mi destino

lunes, 17 de mayo de 2010

...felizmente estresada *

Me quejaba de la rutina hace unas semanas, pues bien, ya la rompí. Ahora no paro quieta, pero estoy felizmente estresada. Sí, sí, suena raro pero es así. ¿Que cuál es la receta? Es una simple operación matemática:




3 días en medio del monte rodeada de pequeños renacuajos llenos de hormonas que corretean, gritan y tiran piedras entre otras cosas
+ 3 horas descendiendo un barranco a pleno sol
+ 3 horas animando el cotarro en una comunión de 4 niños un tanto "subiditos"
+ 3 exámenes a la vista
+ un par de trabajos por entregar
________________________________________________________

=chica felizmente estresada + heridas de guerra en las piernas debido a las rocas del río (rasguños a tutiplén, moraduras, picotazos, etc.) + ganas de terminar el curso para escaparme de nuevo al monte con esos bichos revoltosos.

lunes, 26 de abril de 2010

...reencuentro *

La estación de tren no es el lugar idóneo, pero se conforman. Ella acaba de bajar del tren y entonces lo ve, se acercan sonriendo y se funden en un fuerte abrazo.


No son novios, ni nunca lo han sido;

no se gustan, ni nunca lo han sentido;

no son hermanos, pero como si lo fuesen.


Se conocieron un verano y desde entonces algo les mantiene conectados, algo especial. Les separan 355 kilómetros, pero aprovechan la más mínima ocasión para verse. Así, se vuelven a mirar a los ojos, no pueden creerse que al fin estén el uno frente al otro, después de dos años... Saben que solo disponen de unas horas porque ella cogerá otro tren en breves, pero se conforman: más es eso que nada. Se vuelven a abrazar. Se cogen de la mano y comienzan a hablar, a ponerse al día sobre sus vidas, a recordar viejos tiempos. No dejan de mirarse a los ojos en ningún momento, ni de regalarse sonrisas y abrazos, tienen que aprovecharse porque ¿quién sabe cuántos años pasarán hasta que vuelvan a verse? Ni lo piensan, quieren disfrutar.




















"Nada se me ocurre, nada es suficiente para decir lo que tengo yo adentro.
Lo nuestro es tan genial que nadie puede decir que lo entiende,
porque no es así"

viernes, 23 de abril de 2010

...motivada

No sé si será por el buen tiempo, o porque ya no me veo tan agobiada como hace unos meses, o porque basta que te quiten algo para que lo quieras. El caso es que estoy motivada y me muero de ganas por hacer mil cosas...


ir en bici a la universidad



pasear por la playa descalza



probarme ropa



leer bajo la sombra de un árbol



disfrutar de la naturaleza en el campo con los amigos



bailar hasta que me duelan los huesos



ponerme tacones para pisar fuerte



hacer la croqueta en la playa



quedar con Té y reirnos un rato



reunirme con mis antiguos compañeros de trabajo



ir a algún concierto a Madrid



desaparecer en mi burbuja



cenar con los amigos de siempre



etc.















...Sí, tengo ganas de disfrutar de la vida *

miércoles, 14 de abril de 2010

...signo de admiración [ ! ]

Signo de admiración de Capman mezclada con un poema de Daniel Orviz, ¿existe mejor combinación? Por favor, regalaros cinco minutos y disfrutar de esta letra, esta música, este momento. A mí personalmente me encanta y me ha enganchado... ¡es tan sincero, profundo y bonito!



Hay una charco de lágrimas donde veo los tebeos de mi fascinación, y una capa de recreos donde aprendí a caminar. Quedan a mis espaldas y veo tus jadeos en mi cuello. Ser pequeño puede estar tan lejos. Ser pequeño es digno de admiración.


Signo de admiración, te quiero, signo de admiración.Y cierro los ojos, la boca, los miedos, los huesos.



Signo de admiración y abro, vámonos, vámonos a pintar la ciudad de rojo, regalar sonrojos, quitar el cerrojo. Vámonos, vámonos al ascensor parado, al vagón de metro, al mejor momento. Vámonos. Signo de admiración.



Y cierro otra puerta y adiós decepción, signo de admiración.

Y abro otra opción y entra la sangre.

Y cierro otra puerta que abres con la radiografía de mi corazón.


Joder, y eso que aún no te conozco...


¡Quiéreme!

Manifiéstate de súbito. Choquémonos como por arte mágico en el Bukonbski un miércoles. Pidámonos disculpas. Intentemos tirar el muro gélido diciéndonos las cuatro cosas típicas. Invitémonos a bebidas alcohólicas. Escúchame decir cosas estúpidas y ríete. Sorpréndete valorándome como oferta sólida.



Y a partir de ahí, ¡quiéreme!


Acómpañame a mi triste habitáculo. Relajémonos y pongamos música. De pronto, abalancémonos como bestias indómitas. Mordámonos, toquémonos, gritémonos. Permitámonos que todo sea válido. Y sin parar follémonos, follémonos hasta quedar afónicos, follémonos hasta quedar escuálidos.


Y al otro día, ¡quiéreme!


Unamos nuestro caminar errático. Descubramos restaurantes asiáticos. Compartamos películas. Celebremos nuestras onomásticas regalándonos fruslérías simbólicas. Comprémonos un piso. Hipotequésmolo. Llenémoslo con electrodomésticos y regalémosle nueve horas periódicas a trabajos insípidos que permitan rellenar el frigorífico.


Y mientras todo ocurre ¡solo quiéreme!


Continua queriéndome mientras pasan espídicas las décadas. Dejando que nos arrogen al hospital geriátrico. Inválidos, mirándonos sin más fuerza ni diálogo que el eco de nuestras vacías cáscaras.


¡Quiéreme!


Para que pueda decirte cuando vea la sombra de mi lápida ojalá, ojalá como dijo aquel filósofo el tiempo sea cícilico y volvamos reencarnándonos en dos vidas idénticas. Y cuando en el umbral redescubierto de una noche de miércoles pretérita, tras chocarme contigo girándote me digas "Uy, perdóname". Ruego que permita el Dios auténtico que recuerde el futuro de este cántico. Y anticipándolo pueda mirarte directo a los ojos. Y conociéndolo muy bien y sabiendo el devenir de futuras esdrújulas destrozando de un pisotón mi brújula te diga solo "quiéreme"...



Vámonos, vámonos a pintar la ciudad de rojo, regalar sonrojos, quitar el cerrojo a esta puta prisión. Vámonos, vámonos al ascensor parado, al vagón de metro, al mejor momento que encuentre el amor. Vámonos. Signo de admiración.


Y cierro otra puerta y adiós decepción, signo de admiración.
Y abro otra opción y entra la sangre.

Y cierro otra puerta que abres con la radiografía de mi corazón.


...Joder, y eso que me muero de ganas de conocerte *


lunes, 12 de abril de 2010

...¡impotente!

- No entiendo cómo me pude enamorar de un tío como tú - dijo su voz desde el otro lado del teléfono.

- Vete a tomar por culo - respondió él antes de colgar el teléfono.



"Un tío como tú..." Desde luego no se merece ese comentario. Él no. Me siento tan impotente de no poder hacer nada para evitar su rabia y su dolor... Noto su rabia en la distancia, leo sus palabras desde el otro lado de la pantalla e imagino su mirada (esa que dice todo sin abrir la boca) y me pregunto cómo alguien a quien ha querido tanto, por quien ha dado absolutamente todo y por quien tantas veces se ha mordido la lengua se atreve ahora a desvalorarle de esa manera. ¿Pero cómo se atreve?, ¿quién se cree que es? No sabes lo que acabas de perder... Porque ese "tío" es uno de las mejores personas que conozco, de las más importantes en mi vida y, todo sea dicho, nunca vas a encontrar ninguno como él, ni siquera uno que le llegue a las suelas de los zapatos. Y ahora vienen las disculpas y los lloros...



...cuida tus palabras, puede que un día falle la marcha atrás *

martes, 30 de marzo de 2010

...¿Quién hay ahí?

Hoy, mirándome al espejo, me ha dado por pensar. ¿Y si somos nosotros, realmente, el reflejo de esa otra persona? Otra persona que vive en un mundo paralelo y , casualmente, cuando nosotros pasamos frente al espejo ella también lo hace.
¿Y si esa persona controlase nuestros actos?.
¿Y si un día deja de aparecer frente a nosotros, o deja de repetir nuestros movimientos?



¿Somos el reflejo de nosotros mismos?

jueves, 25 de marzo de 2010

Una mañana cualquiera...

El primer rayo de sol,
el aire en la calle,
un mechón en su cara,
unos niños con prisa,
un anciano con el periódico,
un conductor nervioso,
una conversación entre vecinos.


El autobús que llega tarde,
un libro en mano,
un semáforo en rojo,
un coche parado,
un cruce de miradas,
una sonrisa,
una ilusión.





...me encanta leer mientras viajo en autobús *

sábado, 20 de marzo de 2010

...analizandoTé

No recuerdo bien cómo fue exactamente, ni quien se decidió, pero el caso es que finalmente el domingo pasado quedé con Té. Esperaba sentirme nerviosa, tenía más que asumido que al principio no sabríamos qué decir... pero nada de eso. Las mariposas no despertaron en mi estómago, así que dormí perfectamente toda la noche -incluso me eché la siesta-, y cuando subí a su coche enseguida encontramos algo de lo que hablar. Evitábamos los momentos de silencio prolongado hablando de cualquier cosa y nos reímos bastante de camino al pub donde veríamos un monólogo.


Cuando llegamos al lugar todavía teníamos una hora por delante para conocernos y contarnos la vida, así que nos acomodamos en una mesa y así pasamos el rato. Tuve tiempo de examinarle y hacerme una idea sobre su persona: algo tímido (aunque lo disimuló bastante bien), muy selector con sus amistades, familiar, buen compañero y sincero. Pero sin duda, lo que más me gustó de Té es que habla mirando directamente a los ojos, los cuales tiene muy expresivos. De pronto se apagaron las luces y empezó el espectáculo: un monólogo muy completo y divertido (chistes, magia, sombras chinas, participación del público, etc.). Nada más terminar decidimos volver, ya era hora de cenar y el chico solo había dormido tres horitas esa noche, así que me llevó a casa y pusimos punto final a nuestra primera cita. No hubo broche de oro, si es lo que esperábais, pero fue suficiente con un "me lo he pasado muy bien esta tarde..." en boca de ambos. Lo cierto es que se pasó rápido, supongo que eso es buena señal.


Ahora viene el ¿y qué pasó después? Pues bien, desde aquel día no sé nada de él. Pero todo tiene una explicación, tanto él como yo hemos estado ausentes por motivos de trabajo y porque las fallas absorven a uno tanto de día como de noche. Vamos, que no es algo que me preocupe, la verdad; me preocupa más otra cosa... Tenemos un amigo en común que no ha parado de interrogarme estos días en plan: ¿qué intenciones llevas con Té, porque yo ya he oído campanas..?, ¿ha surgido la magia?, ¿vais a quedar más?, ¿te gusta?, bla, bla, bla. Y a mí esas cosas me agobian y me saturan. Por ahora no llevo ninguna intención con Té, no ha surgido la magia y no, no tengo ningún inconveniente en seguir quedando con él. Pero es que me lo conozco y este amigo tiene otra concepción de la amistad diferente a la mía: para él, el hecho de quedar a solas con una persona del sexo opuesto ya significa que quieres algo más con ese alguien. No es mi caso, no es como yo pienso, no es mi intención (al menos de primeras). Yo soy digamos que más clásica en ese aspecto y necesito conocer bien a la persona para saber lo que siento.


Y claro, cuando empezó a preguntarme, di por hecho que Té le habría hablado de mí o no sé... pero cuando me paré a pensar caí en que lo más seguro es que esté haciendo lo mismo con él y no me gusta nada porque pueden pasar dos cosas:


1. Que finalmente se agobie y se distancie de mí.

2. Que se piense que a mí me gusta y por eso le interroga, lo cual no es cierto.


He pensado en hablar con mi amigo para dejarle las cosas claras y que no se meta en esto, pero también creo que sería conveniente hablar con Té pero claro... ¿cómo se lo digo sin que suene mal?. ¿Qué opináis?


Y bueno, a raíz del interrogatorio de mi amigo he empezado a pensar y la verdad es que me noto reticente a sentir algo. Tengo miedo de equivocarme otra vez. Y a pesar de que necesito a alguien a quien regalar mi tiempo, a quien abrazar, a quien decirle cosas bonitas... pero no quiero precipitarme. No soportaría hacerle daño a nadie, ni mucho menos otra caída en picado.
... así que sin prisas *

viernes, 19 de marzo de 2010

Valencia en fallas...

Mañana prometo actualizar en condiciones y contar qué tal fue la cita con Té, porque hoy estoy demasiado cansada para autoanalizarme y expresar (además de comprender) mis sentimientos y demás. Pero mañana, o a lo sumo el domingo, lo haré sin falta. Que yo también necesito sentarme y organizar mis ideas...


He estado estos días muy ajetreada... Empecé la semana en el albergue con un grupo de niños un poco difícil pero bien, siempre aprendes algo de ellos. Continué disfrutando las fallas y no he parado desde entonces (mascletàs, ver las fallas, bervenas, caminatas para casa, ofrenda, chocolate con churros...). Para el que no las haya vivido nunca se lo recomiendo encarecidamente, pero preparaos para andar y andar y andar. Aquí os regalo algunas fotos de los monumentos que, dentro de unos minutos, arderán en llamas y desaparecerán para siempre; porque los valencianos somos los únicos con el suficiente valor como para quemar el trabajo de todo un año (el trabajo de todo un año y también cientos de miles de euros...)























miércoles, 10 de marzo de 2010

Días de menta y canela

"[...] Héctor no esperó a que arrancara el conductor para rodearme los hombros con su brazo y atraerme hacia sí. Acabé soldada a su carne forrada de cuero. Recosté la cabeza contra su pecho, que se elevaba y descendía al ritmo impaciente de su respiración.


- No sabes las ganas que tengo de meterme en la cama contigo- me susurró al oído.

-¿Y qué harás en la cama? ¿Dormir y callar, como el ratoncito que quería casarse con la Ratita Presumida?

- ¡Yo seré el Lobo Feroz de Caperucita y te comeré de arriba a abajo!


Como si pretendiera ensayar su papel, me dio un mordisquito en la oreja que yo no apoyaba contra su chaquetón. Nació un hormigueo que desembocó en un rosario de deliciosas convulsiones.


- Pero antes lameré hasta el recoveco más escondido de tu cuerpo- me susurró al oído-. ¿Y sabes qué haré contigo cuando te tenga indefensa entre mis fauces?

- No. Adelántamelo.

-Para abrir boca te besaré en la frente. Muy suavecito. Como hacía con mis hijos cuando se ponían malos de pequeños y quería comprobar si tenían fiebre.

- Te chamuscarás los labios, porque estoy ardiendo como una tea.

-¡Puedes quemarme vivo si quieres, Clara! Y si me abrasas los labios, te acariciaré los párpados con la lengua. Y te haré cosquillitas en esas pestañas tan largas que tienes. Y luego me convertiré en un ratón para roerte los lóbulos de las orejas. Y te morderé en el cuello hasta que no quede ni un milímetro de piel por comerte.

- No deberías decirme estas cosas en un taxi- le recriminé-. Me estás poniendo como una moto y me da vergüenza dar la nota.


[...]


Él suspiró con ese ímpetu de ventiañero que le asaltaba cuando me manoseaba dentro de un taxi. A lo mejor estaba haciendo realidad una de sus fantasías eróticas más recónditas. Héctor murmuró:

- La banda sonora ideal para decirte lo que haré cuando me haya comido tu cuello. ¿Lo quieres saber?


Sin despegar la cabeza de su pecho, la moví un poquito hacia arriba y hacia abajo. Mi pubis ya palpitaba con alas de mariposa y una dulce humedad me empapaba entre las piernas como si se me hubiera escapado el pis.


- Bajaré un poco más- musití Héctor con voz de diablo tentador- y me zamparé esos pezones sonrosaditos que tienes. Primero el izquierdo, luego el derecho. Tienen un gustillo muy dulce, ¿sabes? Igual que las gominolas de mora...

- ¿Y qué harás cuando me hayas comido los pezones?

- Seguiré mi camino hacia el Polo Sur y te besaré el vientre hasta que la lengua se cuele en el valle de tu ombligo. Allí la dejaré descansar un rato. No mucho, porque enseguida la llevaré a escalar el monte de Venus. Y cuando alcance tu pequeño tesoro, sorberé hasta la última gota de ese juguillo que destila y me sabe a gloria bendita. Todo eso haré si me dejas... y mucho más, porque me has rescatado de la grisura donde llevaba años vegetando."




Días de menta y canela
de Carmen Santos.

domingo, 7 de marzo de 2010

...conociendoTé

Aunque nuestras conversaciones se reduzcan a dos días a la semana, en el mejor de los casos, poco a poco voy conociéndole; al menos lo que él me deja ver... Sigue pareciéndome un chico interesante y con personalidad. Por fin el próximo domingo la distancia entre nosotros será física, y no virtual. Esperemos que la risa nos acompañe y sea la primera de muchas tardes divertidas con .

jueves, 4 de marzo de 2010

...alguien especial

Aún me sorprendo hurgando en tu presente a hurtadillas -husmeando únicamente lo que me permiten las circunstancias (tu foto principal y la suya) - para comprobar que tu vida sigue adelante de la manera en que tenías planeado antes de que ese estúpido desliz ocurriese, antes de enseñarme a volar para luego cortarme de cuajo las alas; en definitiva, antes de conocerme.



Y cuando os veo sonriendo en esa foto, tomada supongo que no hace mucho, me invade una sensación extraña: me alegra que hayas conseguido equilibrarte y a la vez me entristece que no fuese conmigo; pero, sobre todo, me agobia no salir de esta mierda.




Necesito tener a alguien a quien abrazar sin razones,
a
lguien especial...

miércoles, 3 de marzo de 2010

Me pregunto qué hago aquí...

Anoche estuve viendo en la televisión un reportaje sobre españoles que vivían desde hace años en África. Algunos poblados viven en cabañas de fango y paja, no tienen electricidad ni agua corriente, no manejan billetes, no tienen televisión ni ordenador ni teléfono, no tienen nevera; pero sí tienen asumido el concepto de compartir, sí regalan sonrisas, sí tienen don de gentes, sí tienen relaciones sociales. No tienen nada, pero lo tienen todo... Carecen de aquello que a nosotros nos parece de primera necesidad, pero son iguales (o más) felices que nosotros.
Por supuesto que hay pobreza y miseria, pero es increíble cómo la gente de aquellas tierras no pierde la sonrisa, ni las ganas de vivir en ningún momento, cómo te agradecen en creces un pequeño detalle.

Ya llevo tiempo con el gusanillo por vivir esta experiencia en mis carnes. No ahora, pero quizá dentro de un par de años me gustaría irme allí omo profe en un cole o simplemente a ayudar. Después de ver este documental me asusta irme, más que nada por si no quiero volver...

martes, 2 de marzo de 2010

Queda un mes...


Queda solo un mes para emprender el camino y, aunque las cosas no estén saliendo como esperaba (es una larga historia, pero de todo se aprende), cada vez tengo más ganas. Ya tengo los billetes de tren en mano, ya estoy completamente equipada, ya estoy preparada...

domingo, 28 de febrero de 2010

Una vez alguien me dijo...

La risa es la distancia más corta entre dos personas.























¡Riamos entonces! *

miércoles, 24 de febrero de 2010

Pi-piii

...Hace mucho aire y llueve. Tec-tec, tec-tec. Lleva un tiempo con el intermitente derecho encendido porque necesita cambiarse de carril, pero a nadie parece importarle. Por fin consigue pasar detrás de ese gran automóvil rojo, un autobús que no solo no le ha cedido el paso, sino que ha acelerado más. Se para. ¿Qué pasa ahora?. Presiona el claxon para llamar la atención de ese supuesto coche, parado en pleno carril bus, que ha ocasionado tal parón. Pi-piiii. Nada, no se mueve nadie. Pi-piiii.
Un autobús escolar hace su aparación y como si nada desaparece en el horizonte. Bien, a ver si ya puedo seguir con la marcha normal, pero ¿qué haces? ¿qué pasa, no tienes suficiente carril para ti solo que tienes que invadir parte del mío?. El dichoso autobús rojo se ha propuesto hacerle la tarde un poco más larga y lo está consiguiendo, está poniendose de los nervios. Llega tarde y ese maldito autobusero... ¿de qué va? Con un poco de insistencia consigue adelantarle y, en el semáforo, se encuentran de nuevo.
El conductor, oculto tras sus gafas de sol, la mira con cara arrogante y una actitud un poco prepotente. Ella le mantiene la mirada desafiante, ¿qué se pensaba?. Entonces él empieza a hacerle gestos en plan de "veo que te gusta tocar el pito". Pues sí, ¿y tú de qué vas? ¿qué creías, que me iba a callar porque eres más grande? ¿o porque eres un hombre? ¿qué te has creído?. Se quita las gafas y sigue con mirándola mientras se ríe, ¿pero será g**********?. Él toca el claxon para cabrearla más todavía y ella le devuelve ese estridente sonido. Tras esto él ya no aguanta más la mirada y decide arrancar saltándose, eso sí, un semáforo del mismo color que su gran autobús. ¡Definitivamente, es im*****!
Ella arranca cuando se pone en verde, le adelanta y se despide de él. Pi-piii
...sí, es cierto que cuando conduzco me transformo pero también lo es que ese tipo no tenía nada de razón *

domingo, 21 de febrero de 2010

Inspiración :)

- Os pondré música durante media hora y tenéis que pintar lo que esta os sugiera, ¿estáis preparados?
...y este fue mi resultado ¿qué os sugiere?

viernes, 19 de febrero de 2010

Quédate...

Quedate allí, en una fotografía, una postal, dentro de un porta retrato de metal. Quedate allí.
Quedate allí, con el corazón en el mismo lugar, esperando que yo pueda regresar. Quedate allí. Quedate allí, disfrutando de tu vida y libertad.
Y prométeme que siempre ahí estarás, quedate allí, quedate...

Entiendo que el tiempo no para y nada lo puede parar, yo no sé si me esperaras.

Quedate allí, donde no existe ninguna explicación y no sobran las teorías del amor. Quedate allí. Quedate allí, en la puerta de la 402, en el punto donde todo comenzó. Quedate allí, quedate...

Entiendo que el miedo no sana y nos paralizará, por favor dime que no te perderás. No sana y nos puede separar, me tienes que perder si te quiero encontrar.
Ni el tiempo ni el miedo, ni el ego ni el hielo, ni el tiempo ni el miedo, ni el ego ni el hielo. No para, nada lo puede parar; no para, nada lo puede parar, no para, nada lo puede parar, no para, no para...

No para, el reloj no parará, yo no sé si me esperaras...





¡Me encanta!

domingo, 14 de febrero de 2010

Ley de Murphy

Seguro que esto os ha pasado más de una vez. A mí me ha pasado dos veces este fin de semana y yo no sé vosotros pero me pone de muy mal humor...




Tengo prisa, en media hora tengo que salir de casa porque si no no llegaré a tiempo a clase. Cojo unos vaqueros cualquiera, un jersei abrigadito, ropa interior limpita y voy volando a la ducha. Enciendo el calefactor y abro el grifo para que se caliente el agua mientras me desnudo. Entro a la ducha. ¡Qué calentita! me quedaría bajo el chorro de agua calentita toda la tarde, pero tengo prisa. Me enjabono rápidamente el pelo y me dispongo a enjuagarlo cuando, de repente, se apaga el calentador... Me acuerdo de la madre de todo el mundo (y etcétera, etcétera) y así lo hago saber con gritos y más gritos. Al fin vuelve el agua caliente y no pierdo ni un segundo.




Una vez seca me dispongo a secarme el pelo. Solo me quedan quince minutos, me da tiempo, que no cunda el pánico. ¡Mierda! ahora no funciona el secador... Sin dejar de acordarme esta vez de ese señor que nunca nadie ve, pero dicen que está en todos los sitios a la vez, me cambio de baño. Tampoco funciona, ¿qué pasa hoy? Entre tanto ajetreo se me ocurre la brillante idea de mirar el diferencial y sí, ese es el problema. Lo arreglo y vuelvo volando al cuarto de baño. Me seco el pelo y... otra vez deja de funcionar. ¿Dónde está la cámara oculta? Me quedan cinco minutos, si es que no hay nada peor que ir con prisas... Ya lo decía el refrán: vísteme despacio, que tengo prisa.

martes, 9 de febrero de 2010

Algunos de vosotros os preguntáis quién es . Tampoco yo comprendo muy bien por qué ese capricho por conocerle, esas ansias. No lo entiendo. Pero así son las cosas.

¿Y quién es Té? El amigo de un amigo de una amiga. Típico, ¿verdad?. No sabe quién soy, bueno sí... nos presentaron hace más de un año, una noche, pero nada del otro mundo. Recuerdo que charlamos bastante de camino para el coche; pero aquel día (más bien aquella temporada) tenía yo la cabeza en otro sitio y el corazón en un lugar lejano, arañado y aplastado.

El caso es que hace dos días vi unas fotos de él -bravo por las nuevas tecnologías que nos permiten estar al tanto de la vida de los demás- y no sé, mis ojos le miraron de otra forma muy distinta a la de aquella noche.


















Parece un tipo interesante... y quiero conocerTÉ.


¡...maldito corazón caprichoso! *

lunes, 8 de febrero de 2010

Quiero conocer...



........................¡!

sábado, 6 de febrero de 2010

Mañana

Fin de exámenes. Vuelta a la vida social. Cinco amigas que deciden salir de fiesta para celebrarlo: Primero el jueves, cada una con sus respectivas compañeras, después el viernes ellas (y solo ELLAS) rodeadas de miles de caras desconocidas con posibilidad de conocerse, el sábado ellas con sus antiguos compañeros del colegio y el domingo, como remate final, reunión de compañeros de trabajo para comer y lo que se tercie. Un fin de semana redondo. Un fin de semana que parecía perfecto.

Sin saber muy bien por qué, la salida del jueves se aplaza a otra semana. Sin problema, al día siguiente quemarán a ciudad: no van a parar de bailar hasta que los pies dejen de responderles, hasta que les cierren el local, hasta que la noche se convierta en día.

Pero la llamada de una de ellas altera esos planes. El Equipo del Doctor Amor ha de actuar, se avecina una crisis, Huston tenemos un problema... Y así, se reúnen para conseguir que el aliento de las risas aleje sus miedos, sus inquietudes, sus problemas. Aunque solo sean unas horas, ¿qué más da? Los amigos están para eso, para decir estupideces y cosas sin demasiado sentido que impidan el silencio en esos momentos de crisis. Quitar importancia al asunto.

Así pasan las horas nocturnas del viernes y regresan a casa. Sí, a dormir, ya no hay mucho que celebrar y a todas se les han ido las ganas de salir de fiesta. Bueno, a todas menos a una... la cual no tiene más remedio que resignars y, ya desvelada, decide matar el tiempo susurrándole al mundo entero que espera que el fin de semana mejore por momentos.
Una está segura de que mañana será un buen día,
mañana la crisis quedará en nada,
mañana la felicidad volverá a visitar a su amiga,
mañana quemará la ciudad,
mañana reirá a carcajadas hasta que le duela el estómago,
mañana... mañana será otro día.














...buenas noches *

lunes, 1 de febrero de 2010

Decidiendo

Ahora que ha llegado la hora de elegir posible destino empiezo a cuestionarme todo...


Solo hay una cosa que tengo clara: quiero intentarlo. Si me dan la plaza perfecto, una experiencia más; y si no, pues terminaremos el curso aquí que tampoco pasa nada y ya viajaré cuando termine :)


viernes, 29 de enero de 2010

Un secreto a voces

- Ese chico está enamorado de ti

- ¿Qué dices? Solo somos amigos - contestó Eva.

- Ya, claro, solo amigos...


Y es que todo el mundo lo sabía, no había más que verle la sonrisa que se dibujaba en su cara y esos ojos chispeantes cada vez que ella se cruzaba en su camino. Todo el mundo, menos Eva. Fue esa misma tarde cuando él le hizo un regalo, un detallito insignificante para cualquier otra persona, pero no para ella.


- ¿Y esto? ¿Qué celebramos? - preguntó Eva lanzándose a sus brazos para darle un gran abrazo.

- Em... no, nada, me apetecía hacerte un regalo... - contestó él algo tímido.

- ¡Qué bonico eres! Gracias - dijo ella estrujándole entre sus brazos, mientras él se enredaba en su pelo.

-Eva, ¿sabes eso que dicen que estoy enamorado de ti? Pues... ¿qué pasaría si así fuese?- Eva se quedó impresionada, aquel buen amigo con quien tantas confidencias había compartido los últimos meses tenía unos ojos realmente bonitos y, además, olía tan bien...









¿Y por qué sueño estas cosas últimamente?

¿Y por qué siempre los chicos son actores famosos que en la tele no me parecen nada atractivos pero en mis sueños son irresistibles?

¿Estará llegando la primavera? *

lunes, 25 de enero de 2010

SOS Clima

Estamos destrozando el planeta en que vivimos, un planeta que consideramos "nuestro" cuando realmente somos solo unos seres que ha tenido el lujo de disfrutar de él. Hemos talado los bosques que durante millones de años han habitado aquí, hemos contaminado la atmósfera que nos envuelve y nos protege, hemos terminado con miles de especies que son tan dueños de "nuestro" mundo como nosotros mismos... ¿y nos hacemos llamar humanidad?

Es más que necesario hacer algo, es urgente. Uno solo no puede, pero muchos solos sí; si los "mandamases" miran para otro lado y prefieren discutir sobre cómo disctuir el problema (qué absurdo, ¿en serio no se dan cuenta que el cambio climático no entiende de palabras, sino de hechos?) somos nosotros los que debemos hacerlo. ¡Actuad YA!

http://www.youtube.com/watch?v=IE4Rz8Q84gE

viernes, 22 de enero de 2010

Hoy es un día cualquiera...




Marcos y Eva trabajan juntos desde hace tiempo pero hasta hoy ninguno de ellos había caído en la presencia del otro. Hoy es un día como otro cualquiera, un jueves rutinoso como otro cualquiera.


Sin saber muy bien por qué razón, por qué tonta coincidencia, ambos se ríen de la misma broma. Algo sin mucha importancia, algún dato insignificante que les ha hecho gracia y lo celebran a carcajadas. Ya no se acuerdan de la tonta razón que les ha llevado a cruzar sus miradas, pero con la tontería empiezan un absurdo juego de niños: hacerse la puñeta mutuamente. Como un cachorro cuando juega con su dueño, se pellizcan y se muerden con toda la inocencia del mundo. De repente Eva nota cómo una pequeña herida en el pómulo izquierdo de Marcos empieza a enrojecer:


- Vaya, lo siento... te he hecho una herida sin querer- se apresura a decirle a Marcos. Él se limita a mirarla, se ha dado cuenta de los grandes ojos oscuros de la chica y de esa nariz respingona que tiene tan graciosa.


- Así que al final me has mordido de verdad... - bromea él sonriéndole pícaramente. Ella nota como le suben los colores y cae en la cuenta de esa mirada de ojos redondos color caramelo que la hipnotizan.


- Sí, ha sido sin querer ¿te duele?


- Bah, no te preocupes -contesta el chico mientras se acerca para susurrarle- ahora solo tienes que curármela.


Se han quedado callados, mirándose alternativamente los ojos, la nariz, los labios. Cada vez están más cerca, sus pulsos se aceleran, entornan levemente los párpados hasta que suave y dulcemente...









...sonó el despertador*

martes, 19 de enero de 2010

Caminante, no hay camino...

No soy religiosa y no creo que en el camino vaya a encontrar algo espiritual ni nada de eso, pero me muero de ganas por hacer el camino de Santiago. Es de esas cosas que tengo que hacer sí o sí en la vida -como me pasaba con el puenting hasta que lo hice- ¡y por fin alguien se ha animado a ir conmigo, mi prima!
Hoy he empezado ya a "entrenarme" porque va a ser una media de 20km diarios y yo no estoy acostumbrada a andar tanto (ni poco tampoco, la verdad) así que a partir de hoy mis piernas serán mi vehículo, siempre que se pueda, claro.

Tan solo tres meses nos quedan para hacerlo realidad, directas hacia el buen camino. Seguro que será algo inolvidable, sobre todo por el dolor de pies que voy a arrastrar durante días. Solo por la experiencia ya merece la pena...

lunes, 18 de enero de 2010

Los restos de ese naufragio...

Ahí se aferra lo que dejó, crea su realidad y esquiva el dolor. Con el fantasma que sigue allí pasea en el jardín y habla con su sombra de los días junto al mar, de las noches que no acaban, de las ganas de acabar con ese vacío.


Y buscará, siempre buscará, los restos de ese naufragio...

Y volverá, siempre volverá, a las líneas de su retrato...



Los recuerdos, nada más, llenan el vacío

miércoles, 13 de enero de 2010

Pesadillas de conciencia...

Tumbada sobre la cama, mirando hacia otro lado y evitando rozarle; así se encontraba Eva aquella noche. Lloraba en silencio y Frank, que sabía perfectamente lo que pasaba por su mente, la abrazó fuertemente para calmarla y se acurrucó a su vera. Conciencia la vigilaba de cerca, muy cerca, pero sin decir nada. Se limitaba a observar aquella escena que los últimos meses se había hecho tan cotidiana...
Frank la acarició, con la única finalidad de transmitirle tranquilidad, hacerle saber que él estaba allí por y para ella. Eva se limitaba a sentir sus dedos resbalando por su piel, por sus brazos, por su vientre, por sus pechos, por su cuerpo... pero no movió ni un músculo. Solo una lágrima se atrevió a resbalar por su mejilla hasta ir a parar a la almohada, donde desapareció. Frank la giró suavemente hacía sí y la besó en los labios, pero ella ni se inmutó, mantuvo la mirada en el infinito abstraída en sus pensamientos y continuó llorando en silencio. De pronto, cerró los ojos y todo cambió: Él estaba allí.
La miraba con sus ojos oscuros clavados en sus pupilas, Eva sonrió y le agarró fuerte, no podía escapérsele de nuevo. Le clavó las uñas en la espalda y las deslizó suavemente hacia el final de esta, mientras él la besaba tiernamente. Aquella noche lo hicieron como nunca, se comieron a besos y no dejaron ni un solo hueco sin rozarse, sin tocarse, sin amarse.
De pronto abrió los ojos y vio cómo Frank la miraba fijamente con sus ojos castaños y llenos de ilusión, esos que desde hacía unos días se le antojaban tan fríos y vacíos a Eva: todo había sido una fantasía, un mágico sueño. Ella, al darse cuenta, se dio rápidamente la vuelta y evitando rozarle, mirando hacia otro lado, siguió tumbada sobre la cama, gritando en silencio por todo aquello mientras Frank, resignado, la oía llorar en silencio.
Entonces sonó el despertador. Eva desperó y miró a su alrededor. Estaba sola, Frank ya no estaba con ella, de hecho nunca lo había estado y se sintió satisfecha por haber despertado al fin; pero le invadió una sensación extraña al descubrir que también Él se había ido y ahora, sola, debía enfrentarse como cada día a su realidad. ¿Por qué seguía atormentándole todo aquello? se preguntaba...

lunes, 4 de enero de 2010

Lo hecho está hecho...

En la suite 16 lo que empieza no termina: del mini bar al edén y en muy mala compañía. Era ese sabor en tu piel a azufre revuelto con miel, así que me llené de coraje y me fui a caminar por el lado salvaje. Pensé "no me mires así", ya sé lo que quieres de mí que no hay que ser vidente aquí para un mal como tú no hay cuerpo que aguante...

Lo hecho está hecho. Volví a tropezar, con la misma piedra que hubo siempre. Se siente tan bien todo lo que hace mal y contigo nunca es suficiente.

¿Cómo fue, qué pasó esa noche? Impaciente fueron a llamar a la recepción cuando se quejaban de la 17 (otra vez). No puede ser nada normal acabar eligiendo tan mal: en materia de hombres soy toda una experta siempre en repetir mis errores. No hay ceguera peor que no querer mirar cuando te guardabas el anillo dentro del bolsillo y dejarlo pasar.

Lo hecho está hecho volví a tropezar, con la misma piedra que hubo siempre. Se siente tan bien todo lo que hace mal y contigo nunca es suficiente.


Nunca me sentí tan fuera de lugar, nunca tanto se escapó de mi control; pero todo en este mundo es temporal. Lo eres tú y lo soy yo, en eso no decido yo.