domingo, 12 de septiembre de 2010

...destino tres*

A punto de comenzar una nueva etapa:


Me marcho de aquí dejando a un lado del charco los pilares básicos de mi existencia: mis amigos y a mi familia. Ellos, que me han aconsejado cuando lo he pedido, que me han dejado ser como soy, que me han formado como persona, que han estado ahí siempre... Ellos, que me han apoyado en todas mis decisiones.


Me marcho de aquí, pero no voy sola, me acompaña alguien muy especial e importante para mí, alguien que me ha hecho sonreir infinitas veces, que me ha enseñado el significado del amor, que me ha hecho llorar de felicidad como nunca antes lo había hecho, que me ha hecho tocar el cielo con sus besos, que me ha hecho volar con sus caricias... Alguien que me hace feliz continuamente.


Me marcho de aquí llena de ilusión, pero aterrada por todas esas cosas nuevas que me esperan. Es un cambio brusco, un giro de 360º, pero tengo tantas ganas de ver cómo funciona todo que no puedo esperar más. Estoy deseando dentro de un mes actualizar contando las novedades, leyendo esto y sonriendo porque todos los miedos que hoy siento se hayan -espero- convertido en sueños.

Me marcho de aquí y ni siquiera sé dónde voy a vivir; ni siquiera sé qué haré el año próximo; ni siquiera sé qué me depara el futuro. Lo que sí sé es que esta experiencia va a ser inolvidable y que voy a disfrutar de cada momento.















...Me marcho de aquí, pero dejo la puerta entornada *

2 soplos de aire fresco:

Chica Pop dijo...

¿Te vas de estos lares también? :(

Duna dijo...

me voy de mi ciudad, pero no me voy del blog... seguiré comunicándome por esta ventanita :)

Publicar un comentario