domingo, 30 de mayo de 2010

...destino uno *

Disfrutar de un concierto en directo, a 391 kilómetros de tu casa, rodeada de personas desconocidas y reunidas allí con un objetivo común: botar, cantar, gritar y rimar hasta no poder más. No tiene precio.


Que pidan un fuerte aplauso para ti y tu amiga como cierre del concierto, para agradecer el gesto que has tenido de pegarte un viaje tan largo para solo estar 12 horas en la ciudad, únicamente por verles a ellos. No tiene precio.


Pero que luego, te regalen minutos de su preciado tiempo, charlen tranquilamente contigo, te lo agradezcan nuevamente en privado, se presten a tomarse la última contigo en una plaza cercana, se echen unas risas contigo. Descubrir que no a todos se les sube la fama a la cabeza y que son unas personas geniales. Eso, eso es increíble y tampoco tiene precio :)




...que los planes de última hora siguen siendo los mejores *

5 soplos de aire fresco:

El hada dijo...

Hay cosas que no tienen precio!..
Y las que describes son ciertamente parte de ellas!.. Lindo escrito!..

Saludos
El Hada

Amanda dijo...

¿y quienes eran ellos?

Me gusta todo lo que trasmites en esta entrada!

:)

Vanne dijo...

Dioooooooooooos!!
te pasó eso a ti?
que envidía ( de la buena eh jaja), y que bonito:)
quebuenasensacion!:D

Chica Pop dijo...

¿De quién era el concierto?
Eso sólo me ha pasado con una persona, Z!.
Un besote

Paulinha dijo...

yo conozco desde hace poco a capman

y ojalá algún día yo pueda vivir la décima parte de lo que vivite tu

por cierto sigo tu blog a menudo es muy bueno

Publicar un comentario