sábado, 10 de marzo de 2012

...mascletà *

La luz entra por la ventana, abre un ojo para descubrir un nuevo día. Mira la hora en el móvil y ve una notificación, a estas horas de la mañana ¿quién podrá ser?. Sorprendida lee, sonríe y contesta. Sale de la cama y abre la ventana, hoy hace un día estupendo. Desayuna y se viste, él la está esperando. 

En menos de una hora está metida de nuevo en la cama, con él. Besos. Abrazos. Complicidad. Tensión sexual resuelta. El tiempo allí dentro pasa volando... 

- ¿Tú no querías ir a la mascletà?- pregunta él al cabo de las horas con sonrisa pícara.
- Sí, quería. Pero ya no llego, una lástima... - contesta ella lanzándose de nuevo a su cuello.


...espectacular la mascletà ;) *

1 soplos de aire fresco:

Pain and suffering dijo...

preciosa la mascletà de besos que le habrás dado no? me imagino :)
bonita entrada Duna!

un beso :)

Publicar un comentario