martes, 8 de diciembre de 2009

He caído en la rutina

Empieza esto ya a aburrirme y agobiarme un poco: despertar, autobús, clases, comer rápido, autobús, apuntes, coche, alumno, más apuntes, cenar, dormir y vuelta a empezar. Caras siempre conocidas, conversaciones similares cada día, rutina, rutina, rutina. ¡Puaj!
Necesito que mi vida de un vuelco, pero no de esos radicales a los que me tiene acostumbrada... no quiero de pronto sentirme como nueva, perfecta, contenta y feliz para al cabo de unos días recibir la patadita que me mande de golpe y porrazo a mi antigua realidad. No quiero eso. Solo algo sencillo que altere mi rutina, esas pequeñas cosas insignificantes a las que tanta importancia doy a veces, y tan poca otras...

3 soplos de aire fresco:

Gotadeagua dijo...

Ultimamnt pienso mucho en estas cosas en mi blog y en mi vida en general...
cambia pekeñas rutinas, madruga un poco y anda un rato en vez de ahcer td el trayecto en bus (si puedes, claro), no sé, mete en tu vida pekeños cambios, q por muy pekeños q sean ya son!!
Tb hay q tener en cuenta q hay q empezar por uno mismo, desd dentro e in cambiando despues lo de fuera...el IN&OUT q se llama... primero centrarse en uno mismo, y luego en lo de fuera...
Mucho ánimo con ls cambios de rutinas, un saludo:)

Amanda dijo...

Gracias por tu comentario. Pues en eso ando pensando... si merece o no la pena. E intentando que no me afecte demasiado mientras.

Si, él también estaba deseando oir mi voz. Me lo dijo luego, cuando volvimos a hablar... pero... sigue sin ser suficiente motivo para que deje de pensar.

¿y si le das tu la vuelta a la vida en vez de la vida a ti? :)

Saludos!!

Miss Poulain dijo...

No, necesitas mirarla con otros ojos ^_^ Los pequeños detalles son los más importantes.

Publicar un comentario