lunes, 27 de febrero de 2012

......aprendiendo a esquivar esta emoción*

No es tan sencillo decirlo, sobretodo en estos años cargados de cinismo. Sería más fácil callarme e intentar disimular si volvieras a llamarme. Pero no tengo el control de mi destino, no hay posibilidad de esconderme de mí mismo. 

Si intento olvidarte, empiezo a marearme. Por eso ahora sé que es demasiado tarde para intentar reprimir esta emoción.



...sí, me has vuelto loca *

1 soplos de aire fresco:

Pain and suffering dijo...

joder, precioso! me ha encantado :)
El amor.. es así, nos puede llegar a volver locas de una manera increíble.

buena entrada duna! :) un beso!

Publicar un comentario